La experiencia en cargos públicos lo hace el mejor para gobernador

Oscar Vega Marín, se desmarca del gobernador, principalmente por el apellido que no los liga en nada

0
590

TIJUANA, EP, 03/04/2019.- Al reconocer que todos los partidos políticos han caído en el descrédito, el candidato a la gubernatura por el Partido Acción Nacional (PAN) Oscar Vega Marín, se dijo el más capacitado para ocupar el cargo que actualmente ostenta el licenciado Francisco Vega de Lamadrid, porque ha estado en cargos públicos que le dieron experiencia.

Asimismo, dijo que los puestos públicos tanto en el estado como en la federación han puesto a su disposición millones de pesos que ha destinado adecuadamente para dar cumplimiento a lo que fueron destinados y nunca ha sido señalado por corrupción.

Al acudir como invitado del Colegio de Abogados Constitucionalistas que preside Hans Zamorano, el aspirante a la gubernatura por el PAN, quien les hizo varios planteamientos sobre la forma en que habrá de resolver los problemas que tiene Baja California, tanto en temas de seguridad, educación, infraestructura y social.

Cuando una de abogadas lo enfrentó para pedirle: “Oscar, yo quiero que me diga porque debo votar por usted, si el actual gobernador no ha servido para nada y su apellido lo identifica con él. No le pesa su apellido?

Vega Marín, quiso responder cada vez que la abogada le planteaba una pregunta, pero tuvo que esperar a que terminara su interlocución para decirle que él está muy orgulloso de su apellido, porque lo tiene por un hombre de trabajo, que es su padre y quien le inculcó las buenas costumbres, pero sobre todo la honestidad.

Con su respuesta, Oscar Vega, casi se desmarcó del Ejecutivo Estatal y hasta del organismo político en el que milita, pues recordó que minutos antes, en conferencia de prensa, un representante de los medios informativos lo cuestionó sobre el motivo por el que en su propaganda lleva las siglas del PAN con letras muy chiquitas.

Es importante señalar, que durante su exposición, se comprometió a que, al llegar al gobierno, los maestros serán los primeros que recibirán atención, sobre todo en materia de sus percepciones y prestaciones, porque reconoció que el magisterio opera con recursos mayormente federales y “nosotros nada más somos intermediarios” en el manejo de los recursos.