Alcoholizada esposa de Iván Riebeling agrede a policías

Con patadas y mordidas en contra de dos mujeres policías, Ivón Martínez Lugo, quiso evitar el examen de alcoholemia Amenazó de muerte a todos los participantes en el operativo, entre los que se hallaban jefes, jueces, personal de sindicatura y médico

0
2017

TIJUANA, EP, 05/09/2018.- Al filo de las 2:00 horas de este jueves, Ivón Martínez Lugo, quien conducía un auto Porche, tipo Callene, placas de circulación 6MDB588 y número de serie 5LA60074, modelo 2005, fue detenida por amenazas de muerte y agresiones en contra de los participantes en el operativo de alcoholemia.

La información que logramos, revela que al llegar al filtro fue abordada por la oficial Irma Nava Ornelas, quien durante el diálogo detectó un marcado olor a alcohol, motivo por el cual procedió a pasarla a la línea ‘basal’ y fue atendida posteriormente ppor el oficial Rodolfo González Muñoz, quien le solicitó los documentos del vehículo, así como la licencia de conducir, la cual hizo entrega de los mismos.

Al ver que el diálogo se prolongaba con el oficial González Muñoz, se acercó a ellos el subjefe Bulmaro López Pérez, donde el primero en mención le informa que la conductora no quiere pasar a hacer la prueba del alcoholímetro, con el argumento de que era esposa de Iván Riebeling, del «cuerpo diplomático internacional de derechos humanos».

Fue en ese momento que el subjefe se acercó a la conductora del vehículo y le pidió que pasara a realizar la prueba de alcoholemia; pero en ese momento le contesta que no pasaría porque era esposa de Iván Riebeling, pero que lo le quería marcar porque ella se había salido a escondidas de él.

En el relato sobre la forma en cómo se dieron los hechos, dijeron que luego de insistirle lograron que aceptara. Sin embargo, ya en el área donde se realizan las pruebas, fue atendida por el supervisor de apellidos Sotelo Domínguez, quien le acercó el aparato para pedirle que soplara con el propósito de obtener la medición o el grado de alcohol que había consumido.

Lo anterior frente a la juez en turno, Meliza Meza y el doctor Jorge Ortiz García, pero la conductora del auto deportivo se negó a soplar en el aparato de alcoholemia y por tal motivo el supervisor la condujo con la jueza en turno, quien ordenó que el médico en turno le hiciera las pruebas físicas, quien determinó bajo certificado médico número 21900, que presentaba cuadro clínico de ebriedad incompleta, la cual si perturba e impide su habilidad para conducir un automóvil de motor.

Al informarle de los resultados y luego que la jueza le notifica que su auto tenía que ser remolcado, Ivón Martínez Lugo, empezó a gritar: “te vas a morir pronto», pinches pendejos, hijos de su puta madre, se van a morir”.

Fue en ese momento que la oficial Irma Nava y Thelma África, procedieron a inmovilizarla, pero ambas son agredidas a patadas y mordidas, sin importarle que estaba frente a la jueza en turno, al médico en turno y al subjefe, así como personal de Asuntos Internos, sindicatura y de arrastre de vehículos que conducen las grúas Castro.

Se logró saber que aún esposada, la iracunda y prepotente conductora seguía tirando patas y mordidas, por lo que fue necesario ponerle candados de pies para evitar se hiciera daño, aunque cuando lograron internarla a la patrulla con la cabeza golpeaba los vidrios, logrando romper el cristal de la ventana de la puerta posterior derecha de la unidad P-3405.

Por tal motivo, fue trasladada a la agencia del Ministerio Público por los delitos, de ultraje a la autoridad, daños en propiedad ajena y lesiones.