Bandas de “narcopoquiteros” los autores de homicidios

Se disputan los territorios de mayor venta de drogas Van más de mil armas destruidas por el ejército este año

0
573

TIJUANA, EP, 24/10/2018.- En el marco de la ceremonia de destrucción de armas y cartuchos decomisados, el comandante de la Segunda Zona Militar, General Enrique Martínez López, aseguró que el elevado número de homicidios que se tiene en esta frontera, es una consecuencia directa del narcomenudeo y la pugna por dominar territorios.

“El ejército está colaborando con los distintos niveles de gobierno para generar las órdenes de aprehensión de quienes continúan distribuyendo droga en la ciudad, sin embargo, sigue la pugna entre los “narcomenudistas” que tratan de tener el control territorial y son ellos los que están matando y son ellos los que no han dejado de cometer homicidios”.

En entrevista reconoció que los esfuerzos “no han sido suficientes”, ya que luego de que la cantidad de homicidios registrados en el mes de junio (252) la tendencia ha disminuido en los meses siguientes, “mantenemos estrecha colaboración con las procuradurías para tratar de que este mes tengamos menos de 200 asesinatos”.

Recordó, que pese a los esfuerzos que realizan todas las autoridades “tenemos dos millones de habitantes y una población flotante importante, pero no el personal suficiente para atender la demanda de seguridad”, sin embargo, confío en que antes de que concluya el año podrán someter a los asesinos.

Van más de mil armas destruidas por el ejército este año

En lo que va del año, el Ejército Nacional ha destruido mil 118 armas cortas y 748 armas largas en dos jornadas organizadas para este fin. La de este día consistió en la destrucción de mil 593 armas y 45 mil 582 cartuchos, las cuales en todos los casos provienen de asuntos ya concluidos en los diferentes juzgados den la ciudad.

El General Martínez López, detalló que en esta ocasión se destruyeron 943 armas largas, 660 armas cortas y 45 mil 528 cartuchos de diversos calibres que estaban resguardados en los depósitos de materiales de guerra. Las que son susceptibles de reutilizarse quedan para el servicio del Ejército.

Además de las armas decomisadas, en lo que va del 2018, el Ejército ha invertido más de un millón de pesos en el programa de intercambio de armas, con esto se han recuperado al menos 200 que ciudadanos han entregado de manera voluntaria sin que se les investigue por ello y, a cambio, reciben un vale de dinero.