Ejemplar sentencia de 72 años de prisión a secuestrador

Esta sentencia se logró en un juicio oral

0
590

TIJUANA, EP, 23/11/2017.- La Subprocuraduría de Justicia en esta frontera, logró una sentencia histórica, al ser la más alta y la primera en un juicio oral, desde la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal en esta localidad.

La sentencia de 72 años de prisión y 5 mil 765 días de multa, fue en contra de Pedro Bustos Ramírez, de 40 años de edad, por su participación en los delitos de secuestro express, robo con violencia y robo de vehículo con violencia.

Los hechos sucedieron el 21 de junio del año 2016, cuando el sentenciado llamó a la víctima para manifestarle su intención de comprarle un vehículo que, el ofendido tenía en venta, razón por la que acordaron verse en una tienda de conveniencia en el fraccionamiento Las Abejas, para mostrarle el vehículo en mención, un Honda Element, y otro más que también estaba a la venta, una Acura MDX.

En dicho lugar, el agresor se mostró muy cordial e, incluso le tomó fotografías al vehículo, supuestamente para mostrárselas a su esposa, y decidir entre ambos cuál sería el vehículo que comprarían.

Pasaron tres días, y el 24 de junio, el hoy sentenciado llamó de nuevo a la víctima para concretar una segunda cita, esta vez donde le manifestaba, que una supuesta comadre estaba interesada en uno de los vehículos, y él y su esposa en el otro, por lo que al llegar al lugar acordado, esta vez en el fraccionamiento El Florido, le pidió al ofendido y a su esposa que lo acompañaba, trasladarse hasta la casa de la comadre y dejarlo manejar para ir “calando” el vehículo.

Ya en el trayecto, la víctima señala que el conductor se introdujo en una calle muy oscura en donde les salieron dos hombres que se escondían entre la maleza, por temor, le pidió al conductor acelerar la marcha en tanto él colocaba el seguro a su puerta, pero no sólo hizo caso omiso, sino que además detuvo el automóvil y abrió los seguros de las puertas, dejando entrar a los dos hombres.

Una vez arriba del auto, los sujetos sacaron unas pistolas que emiten descargas eléctricas, con la que amenazaron al propietario y le exigieron pasarse a la parte de atrás del vehículo junto a su esposa a quien le taparon la cara, acción que estuvo acompañada de amenazas de muerte.

En el trayecto fue golpeado por los tres hombres en todo el cuerpo, dándole además descargas eléctricas a él y a su esposa. Luego de ello, les arrebataron sus teléfonos celulares, sus tarjetas bancarias de las cuales les solicitaron las contraseñas y además les exigieron entregarles el otro vehículo que tenían a la venta.

Al manifestar que la unidad se encontraba en su casa, le exigieron las llaves y dirección de su propiedad para ir por el automóvil y, además, aprovechar para robarse del inmueble una computadora.

Una vez cometido el atraco, las víctimas fueron liberadas cerca del bulevar Cucapah, siendo amenazadas por sus agresores con no denunciarlos, si no querían sufrir un perjurio mayor, dado que ya conocían donde vivían.

Días después, gracias a la investigación ministerial, fue identificado uno de los agresores y se giró una orden de aprehensión en contra de Pedro Bustos Ramírez, y luego de concluido el proceso penal, y en Juicio Oral, se determinó la sentencia de 72 años de prisión: 60 años por la privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro express, 6 años y 9 meses por robo con violencia, y 5 años por robo de vehículo con violencia.