El helicóptero Pegaso estaba en buenas condiciones

Aldaz Galaviz Jesús Alfonso y Bohon Ramírez José Alejandro, son las víctimas

0
687

TIJUANA, EP, 22/11/2017.- La Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) informa lo siguiente respecto al incidente registrado esta tarde, en el que perdieron la vida dos elementos de la corporación.

Siendo las 14:25 horas, se recibió un reporte vía C4 en el que se indicaba que en la calle Tehuacán entre Laguna Salada y El Sauzal, del ejido Francisco Villa II sección, delegación La Presa Rural  se había desplomado un helicóptero.

Por lo que Policías Municipales se trasladaron al lugar donde corroboraron el reporte emitido, localizando los restos de la aeronave, sin sobrevivientes.

El piloto y copiloto –Aldaz Galaviz Jesús Alfonso y Bohon Ramírez José Alejandro– que abordaban el helicóptero Pegaso se encontraban realizando sobre vuelos de vigilancia preventiva en el área.

La Secretaría de Seguridad Pública de Tijuana lamenta lo sucedido y extiende su pésame a los familiares de los agentes fallecidos en cumplimiento de su deber.

La autoridad correspondiente dará seguimiento a la investigación para determinar las causas que originaron el percance.

Versión de la conferencia de prensa

El Secretario de Seguridad Pública Municipal Marco Antonio Sotomayor, confirmó que el helicóptero “Pegasso”, modelo 1972 participaba en un robo con violencia en un expendio de carnes y como consecuencia de esta persecución cayó a tierra para incendiarse y cobrar la vida de sus dos capitanes que tripulaban la aeronave.

El responsable de la seguridad en Tijuana dijo además que el helicóptero acababa de obtener su certificado para navegación luego de recibir el servicio correspondiente a las 100 horas de vuelo con lo que descartó abiertamente que el vehículo estuviera en malas condiciones para ser operado.

Al filo de las 14:25 horas se informó que en el Ejido Francisco Villa (colonia Loma Dorada) se había efectuado un robo con violencia a una distribuidora de carnes lo que provocó que saliera a vuelo el Pegasso, informó Sotomayor, quien mantuvo un rostro sereno durante la conferencia que ofreció a los medios de comunicación.

Mientras tanto de forma terrestre, unidades también apoyaban la respuesta policiaca.

Pero, el reporte tuvo un giro inesperado porque se informó que no se trataba de un robo a un expendio de carnes, sino a una casa habitación. Los presuntos responsables son detenidos y estando la unidad en vuelo se informa de otro atraco con violencia, esta vez, una tienda comercial en El Refugio solicitó auxilio con lo que por la frecuencia los capitanes del helicóptero Alejandro Bohon Ramírez y Alonso Aldaz Galaviz manifiestan que se trasladarían a brindar apoyo a sus compañeros de tierra que buscaban un auto Sedan de color oscuro y precisamente estaban en esas maniobras cuando el Pegasso se desplomó con los resultados ya conocidos.

El Pegasso era modelo 1972 del fabricante norteamericano Mc’Donell Douglas una empresa especializada en la fabricación de aeronaves desde 1920.

El secretario afirmó que la aeronave contaba con el mantenimiento preventivo por las últimas 100 horas de vuelo y ayer martes la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil expidió el permiso de “aeronavegabilidad” pero además se atrevió a decir que el helicóptero estaba en “perfectas condiciones” de funcionamiento y lo dijo dos veces.

En estos casos, como siempre la investigación técnica será realizada por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) en tanto las autoridades de procuraduría se concretarán a las indagatorias acerca de la causa última de la muerte de los dos tripulantes. Sin embargo la razón oficial, el por qué cayó el vehículo aéreo será una incógnita hasta en entonces no concluya su indagatoria la DGAC.

Es importante aclarar que dos personas se han pronunciado como testigos y están siendo investigados por las autoridades. En sus primeras declaraciones descartan que la aeronave haya sido objeto de ataque desde tierra para buscar derribarla.

El capitán Aldaz estaba desde 2015 en la SSPM fue egresado del Colegio de la Fuerza Aerea y su edad era 41 años.

El capitán Bohon tenía desde el 2006 en la corporación policiaca y contaba con 36 años de edad.

Es importante destacar que en el XXI Ayuntamiento el Pegasso fue materialmente reconstruido en los Estados Unidos (particularmente en San Diego, California) y remosado con palas nuevas y rotor lo que se conoce técnicamente como un overhaul a cargo de Ken Krauss, el encargado de dar mantenimiento a los helicópteros de la Policía de San Diego y el sherifato de San Diego.