Exigen panistas renuncia de las dirigencias de su partido

También exigen una investigación para que se conozca la forma del gasto público para que Kiko Vega se quite el estigma de corrupción

0
588

TIJUANA, EP, 24/07/2018.- Encabezados por la ex primera dama, Rosalba Magallón Camacho, un grupo de viejos panistas pidieron la “renuncia inmediata de las dirigencias nacional, estatal y municipal, del Partido Acción Nacional (PAN).

Asimismo, exigen transparencia al gobernador del estado y que explique sobre el paradero de los cinco mil millones de pesos que hasta el momento han provocado graves problemas en el sector salud, donde no hay material ni medicamentos para la atención a los pacientes.

Entre los asistentes, destacan: Sócrates Bastida, Rodrigo Robledo, Marco Antonio González Arenas, Mario Martínez Castillo, Renato Sandoval Franco, Ismael Chacón Guereña, Patricio Bayardo Gómez, Amado García, César Sánchez y Malú Clemente, entre otros.

En conferencia de prensa, los antes citados le dieron lectura a un documento en el que reprueban la actitud soberbia y falta de autocrítica de las dirigencias de su partido (PAN).

Lo anterior, dijeron que obedece a la falta de reacción a los cuestionamientos internos que muchos militantes han manifestado de años atrás y que, apenas dos semanas atrás, ratificaron en los foros que se organizaron.

En la conferencia, reconocieron que actualmente el PAN ha perdido su esencia de servicio, principalmente por la confianza abierta que le dieron a nuevas generaciones que buscaron su ingreso y que, en principio creyeron que de esa forma ese organismo político se habría de renovar.

Sin embargo, apuntaron que “hemos visto una descomposición al interior de nuestro instituto político que ha terminado por alejarse por completo del accionar doctrinario y de la defensa de las causas ciudadanas permitiendo que intereses personales se impongan en las decisiones”.

Asimismo, apuntaron que “como colofón de esta descomposición paulatina que vivimos, en los últimos procesos electorales en el que las dirigencias impusieron de nuevo candidatos, se auto promovieron para diversos cargos y construyeron alianzas catastróficas que mostraron, no sólo abuso del poder y falta de ética, sino una falta de visión de estado y de país”.

También destacaron, que “la consecuencia de estos actos ha ubicado al PAN en un mínimo de votación histórica en diferentes partes del país, en donde el presidente-candidato-aliancista Ricardo Anaya, obtuvo menor votación que cada uno de los candidatos a gobernador en dichos estados y especialmente en el estado de Baja California en donde se le sumó el hartazgo y la descalificación de los gobiernos locales lo que nos ha llevado a la ruina electoral y al total repudio de la ciudadanía que anteriormente nos apoyaba incondicionalmente”.

El documento al que le dieron lectura, apunta: “con estos resultados el electorado está demandando acciones profundas, no sólo en el partido, sino principalmente en los gobiernos del PAN y la debida separación de ambos, para que cada quien cumpla con sus propósitos de manera digna e independiente”.

“Creemos firmemente que la doctrina panista y la tradición democrática de nuestro partido es lo que puede, no sólo sacar avante a la institución, sino retomar la confianza de la ciudadanía particularmente en los tiempos difíciles que se aproximan, donde se hará necesaria la participación activa de los partidos que verdaderamente representen los intereses ciudadanos ante el nuevo gobierno electo y el riesgo que, ante el poder total que detentará, se pueda consolidar como un gobierno autocrático de una sola persona”.

En la conferencia, dieron a conocer que lejos de que la dirigencia nacional y estatal reconozcan sus graves errores, ahora los que encabezan ese organismo, se han dedicado a buscar culpables de la derrota.

En la conferencia, dieron a conocer seis puntos en los que apuntan cada uno de sus reclamos y son los siguientes:

Primero, piden la renuncia inmediata de las dirigencias nacional, estatal y municipal.

Segundo, piden el nombramiento de nuevos dirigentes, designados en base a su trayectoria, conducta intachable, liderazgo y congruencia.

Tercero, piden que ninguno de los funcionarios electos en el estado, busquen la reelección dada la total reprobación de la ciudadanía.

Cuarto, exigen el fortalecimiento de la democracia interna convocando a elecciones abiertas a todos los puestos de elección eliminando las designaciones previstas como excepciones en casos especiales y de las cuales se han valido para traer a personas sin la más mínima idea de la doctrina y los principios panistas ni del cargo a ocupar, resultando en una falta de respeto a los miembros activos, a los ciudadanos y al propio cargo para el que se participa.

Quinto, piden realizar un diagnóstico preciso de los actuales gobiernos estatal y municipal y en su caso, elevar los extrañamientos conducentes o iniciar las acciones legales a que haya lugar.

Sexto, piden erradicar tajantemente la idea, muy alejada de nuestros principios, de luchar por el poder como un fin en sí mismo y regresar a la ideología panista de que el poder debe ser un medio para construir y desarrollar el bien común; donde toda acción de nuestros gobiernos deberá evaluarse desde esta perspectiva.

Basados en este último de sus puntos, es como algunos se pronunciaron porque se le debe exigir al gobernador, Francisco Vega de Lamadrid, mayor transparencia, en la que explique fehacientemente cómo es que ha logrado hacer su fortuna.

Le deben exigir su declaración, para que explique el destino que tuvieron cinco mil millones de pesos que a la fecha se desconoce en qué fueron gastados, pero de igual forma piden que igual se investigue al congreso que le ha dado facultades para utilizar los recursos federales a su manera.