Investigan la versión del suicidio del presunto asesino del subjefe

Confirman que los policías fueron sorprendidos por su atacante

0
718

TIJUANA, EP, 14/11/2017.- El coordinador de la fiscalía de Investigaciones especiales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en esta localidad, licenciado Miguel Ángel Guerrero Castro, confirmó que los policías que fueron atacados a balazos ayer por la madrugada y donde perdió la vida el subjefe y su compañero resultó lesionado, fueron sorprendidos cuando esperaban que el conductor del pick-up les mostrara sus documentos, pero en lugar de eso sacó una pistola con la que les disparó.

Ante varios medios informativos, el funcionario estatal, informó que actualmente se encuentran en la investigación para conocer si el único impacto que presenta el atacante de los policías salió de su propia arma o no, aunque de acuerdo a entrada que tiene es en el pómulo con salida por la cabeza, se presume que, efectivamente, fue un descuido de él mismo.

El licenciado Guerrero Castro, hizo una exposición ante los medios sobre lo sucedido, todo de acuerdo a la declaración del oficial José Antonio Sánchez Fuentes, que ya se recupera ‘favorablemente’ y quien explicó que el subjefe José Antonio Juvera Ponce, se aproximó a la puerta del auto del lado del conductor a quien le solicitó sus documentos.

Agregó que mientras el subjefe Juvera esperaba que le entregara los documentos del vehículo, el oficial Sánchez Fuentes se había ubicado al otro lado del pick-up, pero en ese momento fue alertado por el primero en mención al decirle cuidado porque está armado y en ese momento fueron atacados.

Asimismo, dijo que al oficial Sánchez Fuentes lo impactó en un brazo y en un costado, por lo que tuvo que buscar resguardarse y pudo pedir ayuda a sus compañeros que no tardaron en llegar, mismos que fueron alertados que el presunto responsable había corrido hacia el interior de un taller hasta donde lo siguieron, pero fueron recibidos con disparos, sin embargo, acotó que los policías se sorprendieron al ver que el maleante dejó de disparar y fue cuando ellos se introdujeron al lugar para ver qué sucedía y lo hallaron debajo de un vehículo ya sin vida.

Nuestro informante consideró que fue por eso que los policías que persiguieron al presunto responsable del ataque a sus compañeros, se había quitado la vida, porque presentaba una herida solamente.

Es por lo anterior que el licenciado Miguel Ángel Guerrero, presume que el atacante de los policías, al tratar de introducirse bajo el auto pudo haber jalado el gatillo del arma y se le disparó pegándose el tiro en la cara con salida en la parte superior de la cabeza.

El malandro iba acompañado de su amigo Yesi Alberto Bradley Pérez, de 21 años, quien fue detenido y presentado ante las autoridades competentes para que esa representación social determine su situación jurídica.