Localizan dos cuerpos enterrados en un hotel abandonado de la ZN

Uno de ellos desapareció en noviembre de 2015 El otro pudiera ser el cuerpo de su padre, quien se dedicaba al narcomenudeo

0
674

TIJUANA, EP, 1/09/2017.- El licenciado Miguel Ángel Guerrero, coordinador de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE), informó hoy que en un hotel abandonado de la Zona Norte, se localizaron restos de dos personas entre las que pudiera ser uno de ellos el del joven Fernando Palma, desaparecido desde noviembre de 2015.

En una rueda de prensa, el funcionario judicial, explicó que desde la fecha en que se denunció la desaparición de Fernando Palma, las autoridades iniciaron las investigaciones para su localización y que datos de inteligencia los llevó a ese lugar, donde uno de los cuerpos se hallaba enterrado debajo de una loza de concreto.

Reconoció que las investigaciones para la localización de personas desaparecidas, siempre se apoyan más en la información que proveen los familiares, porque ellos saben qué lugares frecuentaba, con quién se juntaba y que era lo que le gustaba hacer con mayor frecuencia.

Es importante destacar que ante los medios informativos se manifestó molesto porque un reportero, sin consultar con las autoridades hizo públicas declaraciones de la madre de Fernando Palma, en la que aseguraba que las autoridades no hicieron nada y que por eso se vieron obligados a contratar investigadores y, además, que ellos ya habían localizado varios cuerpos que se encontraban en una fosa clandestina.

Sin embargo, dijo que fueron agentes a su mando quienes lograron ubicar e interrogar a un testigo de los hechos donde privaron de la vida a Fernando Palma y confirmó los hechos y condujo al lugar donde ya sabía que habían enterrado los cuerpos.

También hay que decir, que informó que fue la madre del muchacho quien reveló que el padre de Fernando Palma se dedicaba a la venta de drogas y que pudo haber sido ese el motivo por el que mataran al muchacho, lo que quiere decir que indirectamente fue víctima de su propio padre que, tal vez, buscaban vengarse de él y se fueron a privar de la libertad al hijo y luego quitarle la vida.

El licenciado Guerrero, dijo que para dar con el lugar exacto utilizaron un perro adiestrado en la búsqueda de personas y fue así como dieron con el lugar exacto en el que se encontraba primero el cuerpo del joven y posteriormente el otro.

Aunque no se confirma que uno de los cuerpos corresponda al de Fernando Palma, dijo que ya se trabaja en el ADN, con el que se podrá confirmar o rechazar dichos resultados.

Se publicó en las redes sociales, que el padre del muchacho también había sido asesinado, algo que aún se desconoce y por lo que se le pidió a la familia que hiciera su denuncia en CAPEA para que se hiciera oficial y se iniciara la búsqueda de esa persona.