Mueren seis abuelitos al incendiarse el asilo El Refugio

Dos adultos mayores se encuentran graves en el Hospital General

0
650

TIJUANA, EP, 27/10/2017.- Seis abuelitos perdieron la vida al incendiarse una parte de la Casa Hogar El Refugio, que se ubica en la colonia Flores Magón, de esta frontera, hasta donde llegaron elementos de bomberos y de la Cruz Roja que trasladaron a otros dos viejecitos que se encuentran graves y son atendidos en el Hospital General.

Los hechos se suscitaron al filo de la 1:35 horas de la madrugada y se informó que cuatro de las víctimas perdieron la vida por inhalación de humo y los otros dos murieron calcinados. Los dos lesionados que se debaten entre la vida y la muerte sufrieron intoxicación por inhalación de humo.

La Casa Hogar El Refugio ya sufrió otros dos incendios anteriores, aunque en esos accidentes no se habían registrado víctimas que lamentar; sin embargo, en esta ocasión y, de acuerdo a las primeras indagatorias, el siniestro fue provocado por uno de los habitantes del lugar que portaba un encendedor y cuando se lo pidieron se negó a entregarlo.

En entrevista, el director del lugar, Jesús Mondragón Martínez, alude a que fue a partir de que la policía llevó a una persona indigente al lugar, el cual se quedó en esa área, pero quien al parecer, traía consigo un encendedor.

El incendio empezó, entonces los pocos que pudieron lograron salir, quedándose atrapados aquellos que no podían moverse y que terminaron falleciendo en el siniestro.

Cabe destacar que un hecho similar se suscitó en la Casa Hogar Hermoso Amanecer, en la capital del Estado, en junio del año 2015, donde perdieron la vida 17 personas de la tercera edad y otras cuatro resultaron con graves lesiones.

Al conocer los hechos, el presidente municipal decidió enterarse de los hechos directamente para saber qué puede hacer el Ayuntamiento por esas personas que permanecen en esos sitios por disposición de sus propios familiares.

En el lugar, el alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro, se comprometió a ayudar a ese centro para que mejores sus condiciones y que las personas de la tercera edad vivan mejor.

Sin embargo, pudo saber directamente que los directivos del asilo no habían podido hacer contacto con los familiares de los fallecidos, porque los datos que dejaron ya no son los mismos, porque muchos de ellos llevan a los ancianitos y los abandonan.