Sentencian a 22 años de prisión al asesino del niño Usiel Alejandro

Los hechos ocurrieron el pasado mes de julio del 2016 El homicida echó el cuerpo del niño en una bolsa y lo abandonó a la orilla del bulevar 2000

0
291

TIJUANA, EP, 18/04/17.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que con las pruebas aportadas por el Ministerio Público, se obtuvo una sentencia de 22 años de prisión, en contra de Rafael “N”, por el delito de homicidio calificado, cometido en contra del niño Usiel Alejandro Jiménez Hipólito, de 3 años de edad.

En audiencia celebrada este día, se informó de la sentencia que se logró mediante un procedimiento abreviado en contra del padrastro del menor, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el 12 de julio del 2016, en una bolsa de plástico localizada sobre el bulevar 2000 a la altura del fraccionamiento Natura, de esta ciudad.

Derivado de esta localización se inició la carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado, toda vez que la causa de la muerte del menor fue por traumatismo craneoencefálico.

Asimismo, de la investigación, se estableció que la muerte fue ocasionada por el hoy sentenciado Rafael “N”, quien golpeaba al menor frecuentemente.

A pesar de que al inicio reportaron, el sábado 9 de julio de 2016, la desaparición del menor, en el sentido de que cuando se encontraba con su madre en el mercado Swap Meet 5 y 10, fue sustraído por una mujer, lo que originó la activación de la Alerta Amber, en la investigación se comprobó que no fue cierto este hecho. Y si en cambio se encontró que el menor sufría maltrato físico por parte de sus padres en el domicilio del fraccionamiento Lomas San Martín.

Y que, ese fin de semana, el menor había sido golpeado hasta privarlo de la vida, por lo que se deshicieron del cuerpo al día siguiente. Al identificarse al agresor, se solicitó orden de aprehensión en contra del padrastro Rafael “N”, quien fue detenido el 15 de julio del 2016, y desde entonces quedó vinculado a proceso por la muerte del pequeño.

Con la sentencia de 22 años de prisión, también le niegan todos los beneficios al procesado Rafael “N”.