Tras operativo policíaco en la línea los taxistas amarillos escondieron la cabeza

Con 250 elementos de la policía municipal, agentes de Vialidad y Tránsito, otro tanto de Inspección y Verificación, además de personal de Obras públicas se hizo el operativo El CCE pide acción penal en contra de los responsables de la agresión no solamente a los que fueron lesionados, sino también a los que han causado daño a camiones de servicio turístico

0
597

TIJUANA, EP, 4/07/2017.- “Al cliente lo que pida”, dijo el director de la policía municipal, Luis Felipe Chan Salazar, al presenciar la clausura de nueve espacios que utilizaban los taxis amarillos como sitios alrededor de la Zona Federal frente a la Garita de San Ysidro y agregó “ellos lo pidieron y ahí lo tienen”, para referirse al operativo que implementaron las autoridades para evitar enfrentamiento con los empleados municipales que igual retiraron once puestos del comercio ambulante.

En las primeras horas de este día, las autoridades iniciaron el operativo en la zona de la línea internacional, en donde participaron 250 elementos de la policía municipal, por lo menos 40 de la Dirección de Transporte, otros diez o 15 agentes de la Policía Ministerial y personal de Inspección y Verificación Municipal, además de otros de Desarrollo Urbano.

Con la mirada de tijuanenses y turistas que ingresaban a nuestra ciudad, las autoridades procedieron a cancelar los sitios, a retirar los puestos de ambulantes y una caseta que los taxistas amarillos habían instalado exactamente en la entrada y salida de la garita, lugar en donde abordaban a los visitantes o ciudadanos para “ofrecerles” el servicio.

Como ya se sabe, el pasado viernes por la noche, un grupo de cinco turistas que ingresaron por la garita de San Ysidro, fueron abordados por empleados de los taxis amarillos, quienes pudieron saber que el transporte que iban a utilizar era de Uber y no el que ellos prestan en esa zona.

Según las declaraciones de uno de los lesionados, desde ese momento fueron amenazados para intentar obligarlos a utilizar su servicio, pero ellos les dijeron que ya habían solicitado el servicio y habrían de esperar el servicio Uber que estaba por llegar.

“Con palabras altisonantes”, los amenazaban y advertían que no iban a permitir que subieran a esos vehículos, porque había una exclusividad de ellos que estaban en ese lugar desde hace muchos años, dijo y agregó que al tratar de explicarles varios de ellos los empezaron a retar para que se enfrentaran con ellos a golpes.

El joven que se encuentra hospitalizado y quien dijo que tiene triple fractura en la nariz, le dislocaron y fracturaron el hombro, destacó que cuando se les fueron encima “eran por lo menos diez taxistas los que los golpearon brutalmente”, evento del cual otros de sus compañeros también recibieron atención médica por la gravedad de las heridas.

Cabe destacar que hoy, desde muy temprano nos apostamos en la línea e hicimos un recorrido por la zona y por espacio de dos horas y media que permanecimos, no pudimos ver un solo taxi amarillo en esa zona y al estar con el director de la policía municipal, Luis Felipe Chan Baltazar, dijo: “ellos lo pidieron y ellos lo tienen”, para referirse al operativo implementado por las autoridades para proteger a los turistas y ciudadanos que usan esa zona para ingresar a esta frontera.

Cinco detenidos más en el operativo

Las autoridades municipales, informaron que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, aseguraron a  5 hombres más, empleados de taxis amarillos, quienes impedían a ciudadanos solicitar otros servicios de transporte para trasladarse.

Los aseguramientos ocurrieron durante la noche de ayer y esta mañana, en el marco del dispositivo de seguridad que agentes municipales implementan en la zona de la garita de San Ysidro.

Los hombres detenidos por cometer faltas a los artículos 58 y 59 del Bando de Policía y Buen Gobierno, fueron identificados como; Sergio “N”, Jair “N”, Gregorio “N”, Juan Manuel “N”, y Alfonso «N».

Los asegurados fueron trasladados a la Estancia Municipal de Infractores.

Condena CCE agresión de taxis amarillos a turistas

Luego de la agresión a usuarios del transporte público, por parte de choferes de taxis amarillos, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) exige a las autoridades correspondientes, no sólo la revocación de la concesión a dicho gremio o cualquier grupo transportista que presione o utilice la violencia en prejuicio de la ciudadanía y/o  sus competidores, sino la garantía de que ningún ciudadano volverá a ser molestado o agredido por un grupo transportista.

Asimismo, solicita a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), ejerza acción penal contra quienes resulten responsables del ataque registrado el pasado fin de semana en contra de varios turistas, en las inmediaciones de la Línea Internacional, en la zona denominada como “La Pera”.

Kurt Honold Morales, presidente del CCE, señaló que uno de los principales objetivos del organismo es “armonizar las actividades productivas de la región y fomentarlas a todas por igual”.

“Por lo que con creciente preocupación y molestia observamos que una actividad fundamental y de trascendental importancia como es el transporte, está siendo afectada por actos vandálicos y delictivos, mismos que se han incrementado por el clima de impunidad que prevalece”, agregó.

El representante de las 17 entidades que integran el CCE, advirtió que “el dinamismo empresarial, pero sobre todo la tranquilidad de las familias tijuanenses, así como de quienes nos visitan, es la de mayor importancia, pues estamos hablando de la actividad que garantiza la movilidad de decenas de miles de ciudadanos y también la de los turistas”.

“Hemos visto con indignación, como terminales de la  Ruta Troncal han sido severamente afectadas por actos de vandalismo en perjuicio de la sociedad que reclama un transporte de mejor calidad y menos caro. Esta  impunidad prevaleciente ha alentado a otros grupos de transportistas, quienes se sienten con la capacidad de pasar por encima de la ley”, dijo.

Honold Morales, refirió que: “sin duda, el caso más grave e indignante es el de los taxis amarillos que operan en la línea internacional, quienes han convertido una agrupación legítima y de largo historial en Tijuana en un grupo de pandilleros. Lo mismo apedrean a camiones de turistas, que agreden a ciudadanos que rechazan sus servicios, lo que los convierte en los hechos en un grupo delictivo que debe ser frenado cuanto antes”.

“En este caso tan grave demandamos la acción inmediata de los tres niveles de gobierno. Por la zona federal en donde se han cometido la mayoría de las agresiones, competería  la intervención de la Policía Federal, manifestó.

Si bien, reconoció que es a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) compete integrar las averiguaciones previas por estos hechos delictivos y dar puntual seguimiento a las denuncias penales que han sido interpuestas por algunos de los particulares agredidos; pidió a la autoridad municipal revisar las concesiones otorgadas a este grupo transportista y la Secretaría de Seguridad Pública debe reforzar al máximo la vigilancia para prevenir nuevos atentados.

“Si no hay una respuesta firme y contundente por parte de la autoridad, la única certidumbre es que continuarán estas agresiones contra turistas y ciudadanos que tengan la mala fortuna de verse confrontados con este grupo de choferes que sabiéndose impunes, han delinquido hasta ahora sin castigo”, dijo.

Por ello, el Consejo Coordinador Empresarial, integrado por diez y siete organismos que son la suma de las actividades productivas en nuestra región,  condenamos enérgicamente la conducta delictiva de quienes deberían de estar celebrando que nuestra ciudad y toda la zona costa atraviesa por su mejor momento en cuanto a la atracción de turismo e inversión privada se refiere.

“Este grupo transportista ha manifestado una clara incapacidad de competir en buena lid con otras opciones de servicio y han actuado como si  el cruce fronterizo les perteneciera en exclusiva, ignorando la libertad que tenemos los ciudadanos de transitar libremente por nuestro territorio nacional sin ser molestados en nuestras personas o pertenencias y elegir a quien le otorgamos nuestra confianza para trasladarnos con nuestras familias de un lugar a otro. Desde luego, no podemos depositar esta confianza en quienes por medio de la violencia nos quieren obligar a patrocinarlos”, expresó.

“Como Consejo Coordinador Empresarial expresamos nuestro total rechazo a este tipo de conductas que contradicen nuestra ética de trabajo y elevamos una firme exigencia a la autoridad para que aplique la ley sin reservas, consideraciones ni medianías”, agregó.

Este tipo de conductas pueden afectar severamente el desarrollo económico de nuestra región y, lo que es más importante, la seguridad e integridad de los miles de ciudadanos que cruzamos todos los días por la garita internacional.

La impunidad sólo alienta la repetición de la conducta delictiva. Por ello, exigimos una respuesta firme, contundente e inmediata.

“Exigimos a la autoridad municipal  la revocación de la concesión a los Taxis Amarillos o a cualquier grupo transportista que ejerza la violencia o el vandalismo como medida de presión e intimidación contra la ciudadanía o contra sus competidores. Asimismo, pedimos a la Procuraduría General de Justicia que se ejerza acción penal contra quienes resulten responsables de estos hechos delictivos”.

Exigimos a las autoridades de los tres niveles de gobierno la garantía de que ningún ciudadano volverá a ser molestado y agredido por un grupo transportista, puntualizó.