“Una esclavitud moderna” surge con la delincuencia organizada

Las autoridades se han dedicado a combatir el delito pero no las causas El plan estratégico de seguridad estará enfocado en los adolescentes

0
731

TIJUANA, EP, 8/04/17.- El secretario de seguridad pública municipal, Marco Antonio Sotomayor Amezcua, reconoció que las autoridades encargadas de velar por la seguridad de los ciudadanos, desde mucho tiempo atrás, se han encargado de combatir los hechos, pero no la causa, es decir, buscan frenar los delitos que se cometen, pero no buscan el origen de los mismos.

Por lo anterior, Sotomayor Amezcua, adelantó que en su plan estratégico de seguridad, se ha dado prioridad en atender a los menores de edad para que estos a su vez aprendan lo que les corresponde hacer en una sociedad para vivir mejor y evitar que sean engañados por los delincuentes que buscan cooptarlos para integrarlos en la delincuencia.

Ante miembros del Grupo Político Tijuana, el funcionario municipal explicó que actualmente las autoridades no se han dado a la tarea de prevenir el delito con atención a los jovencitos en edades de los 14 años, porque es cuando miembros del crimen organizado los buscan para ofrecerles ganar dinero “fácil” con la venta de drogas.

Agregó, que más tarde, les regalan unas dosis de droga para convertirlos en adictos y al final por la venta de drogas reciben droga como pago y destacó que esa es “una nueva forma de esclavitud”, porque los jovencitos ya no pueden salir de ese ambiente, primero porque son amenazados y luego porque los obligan a que hagan lo que ellos quieren y los sentencian a que si no cumplen van a matar a toda su familia.

El secretario de seguridad pública en la localidad, dijo que su plan estratégico de seguridad, incluye: la transformación de la policía, mejorar la seguridad de los tijuanenses, impulsar la profesionalización del trabajo policial, fortalecer la participación ciudadana para la prevención de los delitos y alcanzar la seguridad ciudadana.

Lo anterior, dijo, porque no estamos atacando las causas, sino solamente los efectos y consideró que no es solamente atender problemas como el alumbrado público, cuidar comercios y centros deportivos, sino que se debe incluir la prevención primaria.

También consideró que los temas estructurales de la policía no se han atendido y urgió a trabajar en una campaña para evitar que los niños sigan los pasos de sus padres cuando estos no tengan una conducta social adecuada, pues recordó que hay mucha disfuncionalidad de familias y eso hace que los menores desvíen su atención en las normas que marca una sociedad.

Asimismo, se refirió al trabajo interno que realiza esa institución para depurar la corporación y precisó que en lo que va de la presente administración han dado de baja a 32 elementos por diferentes motivos y por haber violado las leyes o reglamentos.

Sin embargo, también dio a conocer que como herencia de las anteriores administraciones que pusieron en marcha el programa de vigilancia ciudadana mediante cámaras que se colocaron en diferentes zonas de la ciudad, contrataron en el servicio de una empresa que colocó los aparatos, de los cuales 400 no sirven y sólo 87 se encuentran funcionando, pero 23 de ellas presentan fallas.

Al respecto, Sotomayor dijo que la empresa con la que contrataron el servicio ya no le dio mantenimiento a los aparatos de vigilancia porque dejaron de pagar, pues aunque había un contrato de por medio en el que se estipulaba el mantenimiento de las cámaras, por no pagar se perdió la posibilidad de exigir el cumplimiento a dicha cláusula.

Ahora con el propósito de continuar el plan de seguridad, dijo que le invertirá mucho trabajo y atención en los chamacos de 14 años para que cuando crezcan tengan un mejor panorama de vida y se alejen de cualquier actividad delictiva.

Cabe señalar que Sotomayor Amezcua acudió acompañado del director de policía y tránsito, Luis Felipe Chang, para que fuera él quien expusiera el trabajo operativo y durante su participación, dio a conocer que del 1 de diciembre al 31 de marzo, elementos a su cargo lograron aprehender a 25 personas acusados de homicidios.

En ese mismo periodo, los policías municipales lograron detener a 245 personas que contaban con una orden de aprehensión; otros 154 fueron detenidos por haber cometido robo a comercios, 115 personas fueron detenidas con armas de fuego y al referirse a este caso, el director policíaco se lamentó porque ahora con el Nuevo Sistema de Justicia Penal, estos últimos detenidos han logrado fácilmente su libertad.

Asimismo, dijo que han logrado recuperar 438 vehículos con reporte de robo; otras 7 personas fueron detenidas y presentadas a las autoridades correspondientes por privación ilegal de la libertad; también detuvieron a 585 personas en posesión de drogas y 68 mil 127 personas fueron detenidas por diversas faltas administrativas.