Afectan días nublados el estado de ánimo: HSMT

Se le conoce como “Trastorno Afectivo Estacional o depresión estacional” Están desanimados, duermen mucho y comen muchos carbohidratos Si hay afectación se recomienda visitar un profesional de la salud mental para tratamiento

0
864

TIJUANA, EP, 7/12/2017.- Cuando se acerca el otoño o invierno hay un trastorno afectivo estacional o depresión estacional que puede afectar algunas personas y consiste en presentar muchos síntomas depresivos asociados a la menor exposición a la luz y al cambio de temperatura, dijo el doctor Fausto Suárez, Médico Psiquiatra del Hospital de Salud Mental de Tijuana A.C. (HSMT)

“Van a presentar síntomas muy parecidos a los de una depresión, hay desánimo, desinterés por las cosas y no se puede disfrutar la vida como normalmente uno lo hace, además, hay ciertas características asociadas a estos cambios estacionales, por ejemplo, las personas que tienen este trastorno van a notar un cambio muy notorio en su energía, van estar muy apagados y dormir mucho, además de que tendrán mucha apetencia por alimentos ricos en carbohidratos”.

El Dr. Suárez, indicó que esta afectación está relacionada con el 1 o 2 por ciento de la población, sin embargo, apuntó que hay estudios que indican que existen ciertos genes que hace que algunos seamos más propensos que otros.

“Parte del tratamiento para tratar este trastorno es la fototerapia (exponerse a la luz), además de adoptar un estilo saludable de vida (dieta adecuada, actividad física).

Señaló, que si identificamos a una persona cercana a nosotros que, año con año, está presentando cambios en su comportamiento y estado de ánimo, es probable que estemos frente a un Trastorno Afectivo Estacional y lo primero que debemos hacer es promover un estilo de vida saludable.

“Pero si vemos que  esto no es suficiente, entonces habrá que recomendar acudir con un profesional de salud mental para que oriente que tipo de tratamiento se requiere y descartar que estemos ante una depresión, que es cuando ya afecta nuestro bienestar diario de una manera prolongada, así como nuestra funcionalidad en diversas áreas de la vida como lo familiar, laboral, relaciones interpersonales, relación con la pareja”.