Suspenden eventos masivos en la Iglesia Católica

Las medidas de seguridad están basadas en las indicaciones que dieron la SEP y la Secretaría de Salud

0
390

TIJUANA, EP, 20 DE MARZO 2020.- En una conferencia de prensa, el Arzobispo de nuestra ciudad, Francisco Moreno Barrón, dio a conocer las medidas de seguridad que toma la Iglesia ante la amenaza del Coronavirus para nuestra sociedad, en estos momentos que se conocen cientos de personas que han sido afectadas.

Una de las principales medidas tomadas ante la emergencia sanitaria, es suspender, desde el lunes 23 de marzo, la celebración pública de la Santa Misa entre semana y los domingos, hasta nuevo aviso. También informa a los feligreses que a los que tengan la intención de confesarse, serán atendidos por los sacerdotes a los que recomendó hacerlo en un lugar abierto y a una distancia prudente para no exponerse a un contagio.

Asimismo, y, en base a las disposiciones de la Secretaría de Educación Pública, que giró instrucciones para suspender las clases en todos los niveles educativos, la Diócesis de Tijuana también suspende las clases en el Seminario Mayor, para que todos los estudiantes de este centro se mantengan con sus familias hasta el 20 de abril.

Informó que el sábado 21 de marzo, por la tarde y el domingo 22, se celebrarán todas las misas en forma ordinaria, procurando que sean celebraciones sencillas y breves, pero muy dignas, poniendo en práctica las orientaciones preventivas de la Secretaría de Salud y las indicaciones dadas en los anteriores comunicados de esta arquidiócesis.

Precisó, que “especialmente que se abstengan de participar las personas que sufran alguna enfermedad respiratoria, el saludo de paz con una inclinación de cabeza y la comunión en la mano, lo cual no es opcional, disponiendo la colecta hasta antes de la bendición final”.

Asimismo, consideró “necesario organizar equipos de servicio para mantener la higiene antes, durante y después de la misa” y anunció que este comunicado se leerá completo en cada una de estas misas, pues además se colocará en un lugar visible fuera del templo y se le dará amplia difusión.

Advirtió que “las misas no se suprimen, todos los sacerdotes celebrarán diariamente la Eucaristía en privado, es decir, sin asistencia de fieles y a puerta cerrada o en la sacristía. Es conveniente que informen a su comunidad ese horario fijo”.

También explicó que “en los conventos donde se celebra ordinariamente la Eucaristía, la podrán celebrar solamente con los miembros de la comunidad religiosa, sin integrar a ninguna otra persona y cuidando las indicaciones dadas y todos los católicos de la Arquidiócesis de Tijuana están dispensados del precepto de la misa dominical durante este tiempo de emergencia sanitaria”.

El Arzobispo tijuanense, fue preciso al señalar que “podrán seguir la transmisión de la misa todos los días y especialmente los domingos, a través de la página oficial de la Arquidiócesis de Tijuana en Facebook: https://www.facebook.com/IglesiaTJ Cada día se transmitirá en vivo por Facebook la celebración de la Eucaristía, desde la Iglesia Catedral, Calle 2da. y con horarios de 8:00 a.m. y 7:00 p.m. El domingo, además, la tradicional misa de 10:00 a.m. También podrán sintonizar estas misas por la radio en la estación 1470 AM, de lunes a sábado a las 7:00 p.m. y el domingo a las 10:00 a.m.”

Explicó que “en cada una de estas celebraciones, llegado el momento de la comunión, los que se unen a la Eucaristía desde su casa, podrán hacer una comunión espiritual junto con el celebrante con la oración de San Alfonso María de Ligorio y para un mayor fruto, se recomienda seguir estas celebraciones en un ambiente de recogimiento y silencio, preferentemente en familia”.

Consideró importante precisar que “a partir del lunes 23 de marzo, se suspenden todas las actividades pastorales diocesanas que impliquen reunión de más de 10 personas, así como parroquiales, de santuarios, templos y rectorías de índole comunitaria: catequesis de niños y adolescentes, retiros, asambleas, congresos, jornadas, peregrinaciones, talleres, cursos, pláticas pre-sacramentales, misiones y pláticas cuaresmales en nuestra Arquidiócesis de Tijuana.

También señaló que “la Arquidiócesis ofrecerá digitalmente algunos subsidios para nutrir la espiritualidad de nuestro pueblo, como las lecturas de la Palabra de Dios correspondientes al día, los laudes y las vísperas del día que forman parte de la oración oficial de la Iglesia y vidas ejemplares de santos, una invocación a la virgen de Loreto, así como una oración para implorar el fin de la pandemia. Las familias podrán fomentar la piedad popular en sus hogares con el rezo del rosario y el viacrucis”.

Con el propósito de que interés por acudir a orar al templo, dijo que “las capillas de adoración perpetua y los templos permanecerán abiertos en sus horarios normales, para que individualmente o en familia, la comunidad pueda acudir a orar y adorar al Santísimo Sacramento, ya sea expuesto en la Custodia o reservado en el Sagrario”.

Sin embargo, dijo que: “conviene integrar un equipo de laicos que estén al pendiente de los cuidados preventivos de las personas que acudan, contando con una buena logística, para asegurar que todos guarden la debida distancia y para mantener la limpieza de los espacios y utensilios de uso frecuente, incluidas las bancas, reclinatorios, perillas y puertas, aplicando los productos higiénicos con guantes”.

En este tiempo no se utilizarán las pilas de agua bendita, pero se puede bendecir la que los fieles presenten para llevar a casa. En todo esto prestarán un gran servicio los diáconos y ministros extraordinarios de la comunión.

La Semana Santa

El titular de la Iglesia Católica en esta frontera, informó que “los oficios de Semana Santa también se celebrarán en privado en cada parroquia, sin la presencia de fieles, los cuales podrán seguirlos a través de la página oficial de la Arquidiócesis de Tijuana en Facebook: https://www.facebook.com/IglesiaTJ.

“Se evitarán también expresiones de piedad popular que reúnan mucha gente como el viacrucis, la procesión del silencio y la celebración de las siete palabras. Antes de iniciar la Semana Santa, la arquidiócesis dará a conocer algunas alternativas para la vivencia del Triduo Pascual (pasión, muerte y resurrección de Cristo)”.

Asimismo, recomendó reprogramar los bautizos, confirmaciones, bodas y XV años, pero si no es posible, dijo: “se realizará la celebración, evitando aglomeraciones y tomando en cuenta las indicaciones de la Secretaría de Salud y de la Arquidiócesis. Estas indicaciones valen también para la celebración de las exequias, que se realizarán en el templo con los familiares más cercanos del difunto y con la posibilidad de hacer una nueva celebración a futuro con toda la comunidad y en un ambiente de salud y alegría”.

Llamó “a los sacerdotes para que intensifiquen su vida de oración y se mantengan siempre dispuestos para atender a su comunidad, especialmente a los enfermos y a los moribundos en las casas y en los hospitales, teniendo sumo cuidado de su propia salud”.