Un santuario de migrantes es BC declara el gobernador Jaime Bonilla

Bonilla recordó la falta de respeto de El Patas cuando dijo que los derechos humanos son para los humanos derechos

0
331

TIJUANA, EP, 24/01/2020.- El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, expresó su total respeto no sólo para los migrantes sino para el conjunto de la sociedad, ya que en Baja California “somos todos migrantes”.

En el marco de la Conferencia Nacional de Migración en la que acudieron funcionarios de primer nivel encabezados por el Comisionado de Migración, Doctor Francisco Garduño Yañez, el gobernador Bonilla, firmó el acuerdo con el INM en el que el estado de Baja California se compromete a colaborar en el esfuerzo nacional por atender a los migrantes y sobre todo instalar la ventanilla única de atención a los repatriados que, por cierto, llegan por miles a la frontera.

“Por Tijuana  deportan 200 personas al día, en el 2019, se estima pasaron unas 65 mil al año”, afirmó el gobernador, con lo que el objetivo es atender a los que llegan a esta frontera con graves necesidades de salud, identidad, salud, trabajo y demás servicios necesarios.

Estas acciones fortalecen el Albergue Temporal instalado en la frontera “con infraestructura muy digna que permite atender las necesidades en el marco del respeto a sus derechos humanos”.

En un breve discurso al final del evento denominado “Firma del Convenio de colaboración con el Instituto Nacional de Migración en el marco de la Primera Sesión Ordinaria 2020 Zona Noroeste”, el gobernador dijo enfático:

“Buscaremos garantizar una vida digna y humana para los migrantes repatriados, sobre todo para niños y niñas, adolescentes, mujeres y hombres. Baja California ha sido históricamente un estado migrante donde se ha distinguido (bajo algunas excepciones) como seres humanos. Todos los que vivimos aquí, somos hijos de migrantes o parientes de algún migrante”

Luego subrayó que el instituto Nacional de Migración, que conduce el Doctor Garduño “ha tenido cero quejas sobre abuso a los derechos humanos a los migrantes”.

Al reiterar su compromiso para respetar los derechos de los migrantes, recordó el mal trato por parte de la administración municipal anterior, cuando arribó la primer caravana integrada mayormente por ciudadanos hondureños y precisó lo que dijo el ex alcalde al referirse a los migrantes.

‘En la administración pasada, el ahora ex alcalde se atrevió a decir que “los derechos humanos eran solamente para los humanos derechos”, una cosa que insultó a todos y cada uno de los bajacalifornianos que sabemos la raíz y la naturaleza de dónde venimos’.

Baja California estado santuario

En otra parte de su discurso, Bonilla Valdez, mencionó que Baja California se distingue por ser un “estado santuario” y orgullosamente lo digo -agregó- soy hijo de padres migrantes, mi padre lo era, mi madre igual, yo nací aquí y siempre se me inculcó el respeto a las personas porque todos tenemos el mismo derecho, habiendo nacido o no, en esta tierra: “Baja California siempre estará pendiente de los derechos de todos, no nada más de los migrantes”, destacó.