Protegerá gobierno a periodistas y activistas de derechos humanos

Hay una diversidad de formas de que los periodistas sean amenazados o agredidos

0
685

TIJUANA, EP, 24/05/2017.- A su regreso de la Ciudad de México, donde participó en una reunión con sus homólogos de todo el país encabezados por el encargado de derechos humanos de la Secretaría de Gobernación, el Secretario de Gobierno, Francisco Rueda Gómez, informó que en Baja California se establecerá una Unidad Especializada para recibir e investigar alguna agresión a periodistas y activistas de derechos humanos.

Rueda Gómez, explicó cómo es que trabaja el mecanismo nacional de protección a comunicadores y activistas, siendo el encargado de los casos de agresión a estos profesionales de la comunicación y del activismo social, en el cual se encuentra registrado todo aquél que requiera protección. El mecanismo trabaja en coordinación con las entidades para la detección de agresiones y su defensa, porque no sólo consiste en proteger a los comunicadores en su integridad física, sino proteger la libertad de expresión.

El mecanismo, creado en el 2012, cuenta con una junta operativa, un consejo ejecutivo el cual a su vez está conformado por una comisión ejecutiva, además de un área de atención y evaluación de riesgos.

Los pasos a seguir, son: primero identificar a aquellos que se encuentran en riesgo, siendo que en muchos de los casos primero se enteran por los medios de comunicación para después recibir la notificación oficial, seguido por el registro del individuo bajo protección el cual se integra al mecanismo. Existen casos en los que el propio activista o periodista decide realizar una solicitud directa para su incorporación al mecanismo, entonces queda registrado.

El siguiente paso sería notificar a las autoridades de la existencia de un nuevo incorporamiento, para luego ser evaluado el riesgo en ese caso específico, seguido por la creación de un plan que busque la adopción de medidas cautelares y acciones de protección directa al activista o periodista incorporado.

Cuando un estado es notificado de la integración al mecanismo de algún activista o periodista, el estado manda información que se tenga del caso, o bien el mecanismo obtiene información de la ONU, la CNDH, la PGR u organizaciones civiles, información que se integra al expediente.

Bajo este esquema de protección se encuentran 538 personas entre periodistas y activistas, de los cuales 8 están bajo la protección del gobierno de Baja California, aunque dos de ellos están incluidos en la protección nacional y seis de ellos son periodistas o activistas locales.

El Secretario de Gobierno, habló de la necesidad que se tiene a nivel nacional de crear una Unidad Especializada, ya que el mecanismo por sí solo, no cuenta con la confianza de la ciudadanía dado a que existe el cuestionamiento a su labor al haber fallas en el seguimiento de protocolos o por no contar con la información que se requiere en algunos casos.

La Unidad Especializada se llevará a cabo de manera estatal, y estará conformada por tres personas debidamente capacitadas para atender situaciones de riesgo, hacer análisis y dar seguimiento a protocolos. Se deberán analizar riesgos, hacer mapas de análisis de riesgo, darle seguimiento, atender los llamamientos de organizaciones de derechos humanos, y mantener una comunicación constante y coordinada con los medios de comunicación.

Francisco Rueda, hizo una reflexión personal, con la cual pidió confianza de las personas hacia las instituciones. Señaló que en otros estados del país la situación es tan compleja y delicada que muchas veces los periodistas o activistas no se deciden a denunciar por el riesgo que representa para ellos.

Aquí hace más de 20 años que no sucede alguna situación en donde un periodista pierda la vida y no se pretende que eso cambie, el reto ahora para las instituciones y para la Unidad Especializada, una vez conformada, será establecer un vínculo con periodistas y activistas para escucharlos, para no llegar al punto en el que se encuentran en otras entidades del país en donde existen hasta 180 integraciones para protección.

Así pues, tras el acuerdo de creación de Unidades Especializadas, que ayuden a fortalecer la estructura de coordinación del Mecanismo, pero también la situación de recursos para la capacitación, se trata de identificar a las tres personas que la conformarán en nuestro estado, quienes serán debidamente capacitadas y que serán presentadas en junio.

El trabajo que realizará esta unidad se hará en conjunto con la Secretaría General de Gobierno, en materia de derechos humanos, con la Secretaría de Seguridad Pública siguiendo los protocolos de protección y con la Procuraduría General de Justicia al darle seguimiento al proceso de denuncia e integración, a la averiguación y judicialización de los responsables que sean señalados.

Esta Unidad entonces, permitirá elaborar un diagnóstico de riesgo en cada caso particular, un análisis para llevar a cabo la protección que se deba hacer, no sólo de individuo que lo requiera, sino de la institución que éste represente, sea un periódico, organización, estación de radio, etc. Deberá también contar con una técnica especializada para tomar medidas en cuestión de derechos humanos y trabajar en coordinación con los medios de comunicación.

Esperaremos pues, conocer pronto quiénes serán las tres personas que integrarán la próxima Unidad Especializada para la protección de periodistas y activistas sociales defensores de los derechos humanos.

El funcionario estatal, dijo que en cada uno de los estados existen diferentes formas en las que los periodistas o activistas son amenazados o atacados y recordó como ejemplo que en Tabasco y en general el Sureste del país los que se dedican al tráfico humano tienden a evitar la intromisión de los periodistas o activistas.

En otros estados, dijo, son las bandas dedicadas al tráfico de drogas los que amenazan o agreden a los comunicadores y activistas, pero además, dijo que en la reunión que sostuvieron en la Ciudad de México, quedó al descubierto que hay algunas partes donde las agresiones y amenazas se dan entre los mismos grupos de periodistas.